Suscripción
Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales
Forratec S.A.
Forratec S.A.
08·12·2018 Nº 412
Manejo integrado de plagas de la alfalfa
Ing. Agr. (MSc) JORGE ARAGÓN
EEA Marcos Juárez-INTA
Ing. Agr. JOSÉ IMWINKELRIED
EEA Manfredi-INTA

Fuente | INTA
Forratec S.A.
Introducción

La alfalfa destinada a la producción de forraje o semilla forma un microclima particular que, por la densidad de plantas y la naturaleza perenne del cultivo, constituye un ambiente donde proliferan muchas especies de insectos y ácaros, entre los cuales es posible encontrar algunas que son plagas importantes del cultivo. Además, por su extensa distribución territorial, el cultivo de alfalfa permite que las plagas se sucedan casi ininterrumpidamente y que, en el caso de insectos migratorios, exista una adecuada continuidad geográfica para su desarrollo estacional.

En un alfalfar también existe un gran número de organismos benéficos que regulan o controlan a las plagas primarias y secundarias. Por esta razón, cualquier medida de control que provoque un desequilibrio en la pastura repercutirá en casi todos los organismos de la comunidad que, en forma directa o indirecta, se encuentran biológicamente encadenados. Las aplicaciones masivas de insecticidas constituyen el principal elemento perturbador del ecosistema alfalfa, y su acción provoca una drástica reducción de importantes enemigos naturales. Este solo efecto ya es negativo de por sí, pero lo es más aún cuando se considera que éstos tardan mucho más en recuperarse que las plagas.

En la planificación del manejo de plagas de un alfalfar es necesario recurrir al uso de insecticidas solamente cuando otras medidas de control no pueden aplicarse. El uso de productos químicos constituye un riesgo ambiental, dado que puede afectar el equilibrio biológico y provocar la transformación en plagas primarias de especies normalmente consideradas como plagas secundarias. A esto debe agregarse la posibilidad de producir residuos tóxicos no aceptables en los productos animales que, una vez fijados en la carne y/o en la materia grasa, pueden ser detectados en los análisis de control que se practican en los mercados consumidores. Los problemas causados por los insecticidas se agravan cuando se utilizan productos de amplio espectro en dosis altas; por ello, cuando su uso sea inevitable, deben preferirse aquellos productos que posean la mayor especificidad posible sobre la plaga a controlar.

En Argentina, del 80 al 90% del daño de insectos provocado al cultivo de alfalfa se debe a cuatro grupos de plagas: orugas defoliadoras, orugas cortadoras, pulgones y gorgojos. El resto del espectro se completa con el complejo de chinches -para aquellos cultivos destinados a la producción de semilla- y algunas plagas secundarias o esporádicas, como trips, tucuras, orugas enruladoras y arañuelas.
Forratec S.A.
Por otro lado, las pasturas de alfalfa también dan alimento y/o refugio a una gran diversidad de polinizadores y enemigos naturales (parásitos, predatores) que actúan como mecanismo regulador de insectos dañinos no sólo de la alfalfa sino también de cultivos vecinos. En consecuencia, y como ya fuera señalado, cuando se efectúen tareas de protección al cultivo deben tomarse todas las precauciones para evitar aplicaciones innecesarias de plaguicidas de amplio espectro de acción. Los umbrales de daño económico estimados en cada caso constituyen un punto de referencia para iniciar los tratamientos de control y se convierten en un aspecto fundamental del manejo integrado de las plagas. Una evaluación cuidadosa de los niveles de ataque durante las distintas etapas del cultivo permitirá un control oportuno, evitando el uso excesivo de insecticidas.

Las aplicaciones innecesarias, efectuadas ante la mera presencia de la plaga, no sólo gravitan en el aspecto económico sino que pueden tener efectos perjudiciales sobre los insectos benéficos; de esta manera, puede favorecerse una mayor agresividad de los insectos dañinos o la aparición de nuevas plagas, lo que a su vez origina la necesidad de aumentar el número de tratamientos. Por otra parte, el uso indiscriminado e irracional de insecticidas aumenta el riesgo de causar intoxicaciones a los seres humanos, a los animales domésticos y a la fauna silvestre.
Forratec S.A. Forratec S.A.
Con el objetivo de proveer información para el correcto manejo de las plagas de la alfalfa, se desarrollarán a continuación los aspectos de la biología, la existencia de enemigos naturales, los umbrales de daño económico y las técnicas de control de los cuatro grupos principales de insectos que atacan al cultivo. Por último, se ofrecerá un somero panorama de algunas plagas que han cobrado importancia más reciente con el uso de la siembra directa de alfalfa.

[...]
SEGUIR LEYENDO
Compartir en Facebook - Forratec S.A. Compartir en Twitter - Forratec S.A.

Forratec Argentina S.A.
Monseñor Magliano 3061
B1642GLA - San Isidro - Buenos Aires - Argentina
Tel/Fax +54 11 5230 2800

Forratec Uruguay S.A.
Tel +598 9921 6561

® 2018 - www.forratec.com.ar | Todos los derechos reservados