Suscripción
Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales
Forratec S.A.
Forratec S.A.
13·10·2018 Nº 404
Cambios en la sustentabilidad ambiental de tambos del sur de la provincia de Santa Fe, Argentina
ALVAREZ, H.J.1, PECE, M.A.2, LARRIPA, M.J.1, NALINO, M.J.1 y PLANISICH, A.M.1
Facultad de Ciencias Agrarias. Universidad Nacional de Rosario
Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, EEA Rafaela
Forratec S.A.
Introducción

A partir de la década del '70 comenzó a producirse en amplias regiones del país un cambio del modelo agropecuario mixto (agricultura y ganadería) hacia un modelo de agricultura permanente, que incluyó el doble cultivo trigo-soja y el monocultivo de soja. Este proceso se debió principalmente a los buenos precios agrícolas y a la simplicidad productiva del cultivo de soja, en contraposición con los bajos precios y la complejidad de la producción ganadera (Alvarez et al, 2008). Puede afirmarse que, más allá de algunas transformaciones en los contextos políticos y económicos, esta marcha hacia la agriculturización continúa en la actualidad. Para ejemplificar lo dicho, las cifras resultan contundentes: de los 30.141 tambos existentes en Argentina en la década del '80, en el año 2000 sólo quedaban 15.000 y en la actualidad apenas superan los 11.000 (Fundación PEL, 2014). En la provincia de Santa Fe los datos son de similar magnitud, considerando que para el mismo período se pasó de más de 15.000 tambos a menos de 3.000 en la actualidad (IPEC, 2014).

En el marco de este proceso la agricultura comenzó a competir con el tambo por el uso del suelo, actividad que se vio en la necesidad de incorporar nuevas tecnologías de insumos (capital económico) y procesos de capacitación (capital cultural y social) para lograr permanecer en el sector (Alvarez et al, 2008), exigencias productivas no siempre accesibles para los pequeños y medianos productores (Piñeiro y Villarreal, 2005). De este modo, los tambos aumentaron la producción individual, la carga animal, la productividad, los niveles de suplementación por vaca y los litros de leche producida por tambo, lo que junto con una menor participación de las pasturas y un incremento en el uso de silajes y concentrados en las dietas transformaron los sistemas de base pastoril en sistemas de base pastoril intensificados (Alvarez et al, 2010; Taverna, 2010; Centeno, 2013; Gastaldi et al, 2015).

El sur de la provincia de Santa Fe, región de influencia directa de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario, es tal vez el área donde el modelo de "sojización" ha repercutido con mayor intensidad y efectivamente puede verificarse la permanencia de un conjunto de tambos, en general de tipo familiar, que han vivido dicho proceso de intensificación como forma de subsistir a la realidad adversa descripta.

Los procesos de transformación tecnológica y productiva mencionados han generado una creciente preocupación por el cuidado del medio ambiente (Engler y Vicente, 2011) y han motivado la realización de trabajos dedicados a estudiar los efectos de la intensificación sobre el ambiente, muchos de los cuales no siempre coinciden en sus resultados. Si bien Herrero y Gil (2008) destacan que son numerosos los problemas ambientales derivados de la intensificación de los sistemas dedicados a la producción animal (por ejemplo al aumentar el riesgo de contaminación puntual y de interferencia en el reciclaje natural de nutrientes, al permanecer un gran número de animales en sectores reducidos durante períodos prolongados generando altos volúmenes de efluentes), Capper et al (2009), comparando la producción de leche en sistemas estabulados modernos (2007) con respecto a sistemas históricos pastoriles (1944), muestran un menor impacto ambiental por litro de leche en los primeros, fundamentalmente por los menores recursos que necesitan para producirlo. Por su parte, Bretschneider y Salado (2012) sostienen que, con recursos limitados, los sistemas de producción animal enfrentan el desafío de abastecer de productos a una población en continuo crecimiento, esfuerzo productivo que deberá enmarcarse dentro de un contexto de sustentabilidad, no sólo ambiental, sino también económica y social.
Forratec S.A.
Para evaluar la sustentabilidad es necesario contar con un sistema integrado de indicadores que, organizados y compatibilizados, permitan detectar y medir los cambios en el ambiente en períodos de tiempo determinados. Los indicadores deben ser fáciles de medir, susceptibles de monitorear, aplicables en un amplio rango de situaciones, sencillos de entender y centrarse en aspectos prácticos y claros (Masera et al, 2000).

El objetivo del trabajo fue evaluar, utilizando un conjunto de indicadores de sustentabilidad ambiental, los principales efectos que el proceso de intensificación produjo en un grupo de tambos ubicados en el sur de la provincia de Santa Fe, Argentina.

Materiales y Métodos

La información primaria utilizada fue el producto de un relevamiento de sistemas de producción lechera ubicados en un radio de 100 km de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario (33º01'00''S 60º53'00''O). Los períodos evaluados fueron inicial (PI, 1983 a 1990) y final (PF, 2013 a 2014). En 38 establecimientos, en cada período, se recopiló información sobre aspectos vinculados a su ubicación geográfica, características agroecológicas, superficie, uso de la tierra, composición del rodeo, suplementación, productividad, consumo de energía y planteos técnicos que incluyó: sistemas de labranza, uso de plaguicidas y aplicación de fertilizantes. Las principales características de los sistemas de producción analizados en ambos períodos se presentan en el Cuadro 1. Los indicadores de sustentabilidad ambiental calculados (Viglizzo et al, 2006; Frank, 2007) con dicha información fueron: Proporción de Cultivos Anuales (PCA), Consumo de Energía Fósil (CEF), Producción de Energía (PE), Eficiencia de Utilización de la Energía Fósil (EUEF), Balance de Nitrógeno (BN), Balance de Fósforo (BP), Cambios en el Stock de Carbono en el Suelo (CSC), Riesgo de Contaminación con Plaguicidas (RCP), Riesgo de Erosión Hídrica y Eólica (REHE), Balance de Gases con Efecto Invernadero (BGEI), Eficiencia de Utilización del Agua (EUA), Impacto sobre el Hábitat (IH) y Agrodiversidad (AD). Para el cálculo de los indicadores se utilizó el modelo AgroEcoIndex┬« (Viglizzo et al, 2009) y para su evaluación se utilizó una escala simplificada de cinco puntos: muy favorable, favorable, medio, desfavorable, muy desfavorable. Se realizó un análisis de componentes principales (ACP) para reducir la dimensionalidad de los datos y facilitar su interpretación, empleando para ello el software estadístico InfoStat (Di Rienzo et al, 2011). Además, se realizó un análisis de la varianza (ANOVA) y la separación de medias fue obtenida por Tukey (p<0,05).
Forratec S.A. Forratec S.A.
Resultados y Discusión

El análisis estadístico descriptivo realizado a través del ACP permitió determinar las variables que tuvieron mayor incidencia en diferenciar los dos períodos. Se obtuvieron dos nuevas variables denominadas componentes principales (CP1 y CP2), producto de la combinación lineal de las variables observadas, construidas con los coeficientes (autovectores) que les corresponden a cada una de ellas.

[...]
SEGUIR LEYENDO
Compartir en Facebook - Forratec S.A. Compartir en Twitter - Forratec S.A.

Forratec Argentina S.A.
Monseñor Magliano 3061
B1642GLA - San Isidro - Buenos Aires - Argentina
Tel/Fax +54 11 5230 2800

Forratec Uruguay S.A.
Tel +598 9921 6561

® 2018 - www.forratec.com.ar | Todos los derechos reservados