Suscripción
Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales
Forratec S.A.
Forratec S.A.
04·08·2018 Nº 394
Determinación del momento óptimo de cosecha en maíz tardío. Evolución del rendimiento, calidad e inocuidad de granos durante el secado a campo
FACUNDO FERRAGUTI, JULIO CASTELLARÍN y JUAN CARLOS PAPA
EEA INTA Oliveros

JOSÉ MA. MENDEZ
AER INTA Totoras

DIEGO CRISTOS
Centro de Investigación de Agroindustria (CIA-INTA)

RICARDO MOSCHINI
Instituto de Clima y Agua, INTA Castelar
Forratec S.A.
Introducción

En los últimos años la superficie destinada a maíces de segunda y tardío se ha incrementado en el centro-sur de Santa Fe hasta igualar la superficie de maíz de primera o inclusive en algunos distritos, la superficie de maíces de fecha tardía supera ampliamente a la de maíz de primera.

La expansión de las siembras tardías se debe principalmente a que, aún con menor potencial de rendimiento que las siembras de primera, las siembras tardías tienen un mayor piso de rendimiento y mayor estabilidad (Ferraguti et al., 2016). Esto se debe a que las siembras tardías colocan el período crítico del cultivo en una época con mejores probabilidades de precipitaciones y menores chances de sufrir un golpe de calor en la definición del número de granos (Maddonni, 2012).

Como contraparte, las siembras de fecha tardía exponen al cultivo a mayor presión de plagas, sobre todo a barrenador (Diatraea saccharalis), cogollero (Spodoptera frugiperda) e isoca de la espiga (Heliotis Zea). La relevancia de estas plagas es tan significativa que la práctica de siembras tardías sólo fue posible cuando se introdujeron híbridos con eventos transgénicos para la protección del cultivo (Ferraguti., 2014). En los últimos años se observó un incremento en la frecuencia de ataques de insectos que afectan la espiga (Gamundi & Perotti, 2014) y si bien existen diferencias en el grado de protección que brindan los eventos transgénicos, en todos los casos el control de isoca de la espiga es parcial. Las mermas de rendimiento por daño directo son variables y en muchos casos no justifican una aplicación, sin embargo, las heridas causadas por las orugas son una fuente de ingreso de humedad a la espiga y propicia la proliferación de hongos como Fusarium spp. (Munkvold et al., 1997).

Debido a que los maíces tardíos alcanzan la madurez fisiológica (MF) durante el otoño cuando las temperaturas medias descienden, la humedad relativa aumenta y son frecuentes los eventos de precipitaciones, el proceso de secado del grano hasta alcanzar la humedad de cosecha puede ser lento. Si se espera a que el grano alcance una humedad cercana a la de entrega (14,5%), el cultivo puede permanecer en pie hasta el mes de agosto inclusive. Durante el período que el cultivo permanece en el campo hasta ser cosechado, es posible que ocurran pérdidas de rendimiento por quebrado y vuelco de plantas, caída de espigas y por consumo por aves. A su vez, se presume que la calidad comercial se deteriora por una caída del peso hectolítrico, aumento de granos brotados y granos amohosados por ataques fúngicos.
Forratec S.A.
Los hongos patógenos que afectan la espiga colonizan los granos y pueden deteriorar la calidad comercial. Adicionalmente, según qué hongo esté presente y las condiciones ambientales, se produce la contaminación de los granos con micotoxinas, compuestos de origen biológico que causan intoxicaciones agudas, subagudas o crónicas dependiendo del porcentaje en que participan en la dieta de humanos y animales. Las micotoxinas son específicas del patógeno, así es como Fusarium verticillioides es el principal responsable del contenido de fumonisinas, Fusarium graminearum produce deoxinivalenol (DON) y zearalenonas y Aspergillus flavus junto con Aspergillus parasiticus son los responsables por el contenido de aflatoxinas. Martinez & Moschini, 2014 demostraron a través de un modelo predictivo de fumonisinas que las siembras tardías son más propensas a contenidos altos de fumonisinas (Fig. 1).

Adicionalmente, mientras el cultivo permanece en pie, aumenta la población de malezas de ciclo-otoño invernal por debajo del canopeo senescido, consumiendo agua y nutrientes. Esta demora en realizar un barbecho invernal implica que la aplicación de herbicidas se deba realizar posteriormente a la cosecha del maíz, una vez que las malezas han desarrollado una cobertura casi total y además se han rusticado por estar expuestas a sequía y frío (Papa, 2009; Papa et al., 2010a). Esta situación, con el agravante que al cosechar se esparce rastrojo sobre las malezas rusticadas y emergentes, conduce a que las aplicaciones primaverales tengan menor probabilidad de éxito y en muchos casos ocasionan el aumento de costos para el control de malezas.
Forratec S.A. Forratec S.A.
Teniendo en cuenta el marco descripto, es necesario generar información científica sobre los procesos que determinan una merma en el rendimiento, el deterioro de la calidad comercial y la dinámica de la población de malezas durante el proceso de secado del grano a campo en maíces de siembra tardía. El momento óptimo económico se definiría como aquel que contemple el mayor margen bruto, teniendo en cuenta los beneficios de la práctica del secado a campo (reducción de gastos de secada) versus los posibles perjuicios (mermas de rendimiento, reducción de la calidad comercial e inocuidad).

[...]
VER ARTÍCULO COMPLETO
Compartir en Facebook - Forratec S.A. Compartir en Twitter - Forratec S.A.

Forratec Argentina S.A.
Monseñor Magliano 3061
B1642GLA - San Isidro - Buenos Aires - Argentina
Tel/Fax +54 11 5230 2800

Forratec Uruguay S.A.
Tel +598 9921 6561

® 2018 - www.forratec.com.ar | Todos los derechos reservados