Suscripción
Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales
Forratec S.A.
Forratec S.A.
04.11.2017 Nº 356
Enfermedades foliares reemergentes del cultivo de maíz: Royas (Puccinia sorghi y Puccinia polysora), Tizón foliar (Exserohilum turcicum) y Mancha ocular (Kabatiella zeae)
NORMA FORMENTO
EEA Inta Paraná
Foto Class - Forratec S.A.
Introducción

La emergencia o reemergencia de las enfermedades de las plantas pueden ser la consecuencia, entre otros factores, de los cambios inducidos por el calentamiento terrestre, especialmente por el incremento de la temperatura, de la concentración del dióxido de carbono, la humedad ambiental y la mayor frecuencia e intensidad de las precipitaciones. La ocurrencia y diseminación de patógenos foliares y radicales en diferentes especies vegetales serían inducidos en las próximas décadas por el cambio climático y ellas pueden afectar el crecimiento de las plantas, la calidad de los granos y reducir la producción del maíz (Telleen-Lawton, 2009).

El comercio y tráfico internacional es una de las formas más eficiente de diseminar enfermedades en todo el mundo, sólo las royas (esporos secos) se pueden distribuir libremente, sin embargo, la mayoría de los patógenos son limitados físicamente por montañas, desiertos y mares. Actualmente, el movimiento de personas y plantas a través del planeta acelera la redistribución de los problemas sanitarios, lo que sumado al cambio climático crea nuevos nichos ecológicos que conducen al establecimiento de enfermedades en nuevas regiones geográficas. Algunos ejemplos de diseminación transoceánica son la roya del café (Hemileia vastatrix Berk. & Broome), la roya de la soja (Phakopsora pachyrhizi Sydow & Sydow) y la tristeza de los cítricos causada por el Citrus Tristeza Virus transmitida por áfidos (FAO, 2008).

La emergencia de enfermedades (identificación de enfermedades nunca antes mencionadas en un lugar determinado) es algo relativamente común por la existencia de nuevos vectores, selección y recombinación de patógenos, introducción de parásitos en una nueva región sin sus hiperparásitos naturales y por los cambios que modifican la composición e interacción de especies que pueden incrementar la ocurrencia de eventos no esperados (FAO, 2008). En Argentina, un factor relevante es el desarrollo y adopción de nuevos escenarios tecnológicos productivos con la incorporación masiva de sistemas de labranza que conservan el suelo, el agua y reducen la erosión hídrica, como la siembra directa (SD) y la labranza mínima (LM); rastrojo en superficie, sustrato de sobrevivencia de patógenos; uso de gran cantidad de agroquímicos como fertilizantes, herbicidas, insecticidas y fungicidas con escasos análisis de fertilidad inicial o sin monitoreos adecuados; cambios en las fechas de siembra, uso de genotipos seleccionados en climas templados en áreas tropicales y subtropicales y viceversa; acortamiento del distanciamiento entre los surcos; ocurrencia de eventos transgénicos como maíces resistentes a glifosato y la presencia de maíces voluntarios ("guachos") verdaderos "puentes verdes" de patógenos; mayor presencia de malezas poáceas con tolerancia a glifosato y posibles reservorios de patógenos de cultivos extensivos. Por otro lado, las malezas pueden ser consideradas benéficas, desde otro ángulo al actuar como "distracción" de los vectores de virus y micoplasmas, como "plantas trampas" y disminuyendo ("diluyendo") la población del vector en el cultivo (Teyssandier, 2005).
Forratec S.A.
Paruelo y Sala (1993) analizaron con modelos de simulación, el efecto del aumento del CO2 sobre la producción de maíz en la región pampeana argentina. Predijeron una reducción del rendimiento del 20-25% por el acortamiento del ciclo de crecimiento, sin considerar la influencia de las enfermedades y por el contrario, en las últimas décadas ocurrió un significativo aumento de los rendimientos unitarios explicado por el mejoramiento genético y la incorporación de tecnologías de manejo. La adopción masiva de híbridos dobles permitió alcanzar promedios de 2700 kg ha-1 en 1970/79, los híbridos de tres vías, promedios de 3400 kg/ha-1 en 1980/89, híbridos simples, fertilización y siembra directa promedios de 4700 kg/ha-1 en 1990/99 hasta 6500 kg/ha-1 en el período 2000/06 por la aplicación de agricultura de precisión, riego, fertilización y biotecnología (Rossi, 2007). En la EEA Paraná, el promedio del rendimiento de varios híbridos en un esquema de alta producción y sin fungicidas fue de 12.376 kg ha-1 en el ciclo agrícola 2009/10 (Paparotti et al. 2010) y en Colón (Bs. As.) fue de 13958 kg ha-1 superando a todas las campañas precedentes (Ferraris y Couretot, 2010).

La expansión continua de los problemas fitosanitarios podría ocasionar grandes pérdidas económicas y en consecuencia se requerirán programas de erradicación costosos y aplicación de medidas de control para asegurar la soberanía alimentaria de los países. En el caso de las enfermedades emergentes y reemergentes (aquellas que se han identificado previamente en una región, se registra su presencia y reaparecen ocasionalmente con características epifíticas), en términos de prevención, es clave estudiar los factores epidemiológicos que conducen a su diseminación y desarrollo.

Un análisis preciso de la ocurrencia de epifitias puede contribuir a definir estrategias de los programas de mejoramiento genético y en la adopción de las técnicas de manejo. Es necesario un mejor conocimiento de las enfermedades del maíz, incluyendo aquellas que aparentan ser insignificantes: muchas de ellas de menor importancia en el pasado, se convierten en limitantes de la producción y constituyen una nueva amenaza para el cultivo. A nivel mundial, en los últimos 30 años incrementaron su importancia más de 15 enfermedades del maíz (Teyssandier, 2005).
Forratec S.A. Forratec S.A.
Los ataques severos de enfermedades foliares, especialmente en la hoja de inserción de la espiga (He) y en las hojas He+1 y He-1 (inmediatamente superior e inferior respectivamente) producen una reducción del índice de área foliar verde (IAF), del número de días con área foliar sana (DAFS) y la radiación interceptada (RI). Consecuentemente, al ser los fotoasimilados insuficientes para el llenado de los granos, la planta inmediatamente comienza la re-movilización de las reservas existentes en el tallo. Este proceso debilita los tallos y conduce al quebrado y vuelco con una mayor ocurrencia de enfermedades de tallo y raíces, denominadas comúnmente podredumbres (PTRs) causadas por diferentes especies de hongos.

Las enfermedades prevalentes en híbridos templados y tropicales de maíz en el ciclo 2009/10, fueron las royas y el tizón foliar por Exserohilum turcicum. En forma permanente se detecta la mancha ocular (Kabatiella zeae) en híbridos comerciales y en plantas voluntarias (Ferraris y Couretot, 2010; Formento, Colignon y De Rossi, datos no publicados).

[...]
VER ARTÍCULO COMPLETO
Compartir en Facebook - Forratec S.A. Compartir en Twitter - Forratec S.A.

Forratec ® | 2017 - www.forratec.com.ar | Todos los derechos reservados