Suscripción
Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales
Forratec S.A.
Forratec S.A.
07·05·2016 279
Maíz para silo, el momento de corte

Ing. Agr. LUIS ROMERO
INTA Rafaela
Fuente: Marca Líquida
El momento o estado de corte es el factor que más influye sobre el volumen cosechado y la calidad de un cultivo de maíz para silaje.

Los productores que lograron sembrar el maíz en la época adecuada (de septiembre a principios de octubre) deben ir pensado que esos maíces, si todo va bien, serán cosechados entre mediados y fines de enero. Por lo tanto, habrá que hacer las previsiones para poder picar el cultivo en el momento adecuado.


Adelantos y retrasos

Adelantar demasiado el corte, cuando la humedad de la planta está alrededor del 75% (grano lechoso) afecta el volumen cosechado. Si se lo compara con un corte al estado óptimo (65% de humedad) la pérdida de producción ronda entre los 4000 y 5000 kg de materia seca por hectárea (piense en el efecto que esto tiene sobre el costo y sobre la cantidad almacenada). También este alto contenido de humedad puede afectar la conservación (malas fermentaciones de tipo butíricas), producir pérdida de nutrientes por la excesiva lixiviación, aumentar los costos de picado y del embolsado (se transporta más agua y se usan metros de bolsa para almacenarla).

De todas maneras, si se logra una buena conservación, la calidad del ensilaje puede ser buena (especialmente si la planta está en buenas condiciones), pero con poco grano.
Forratec S.A.
Cuando se corta al estado óptimo (30-35% de materia seca o 70-65% de humedad) se logra cosechar el mayor volumen de forraje con la mejor calidad por la excelente relación espiga-planta.

Cortes más tardíos, por debajo del 60% de materia seca, no producen más volumen y afectan la calidad por el excesivo deterioro de los tallos y las hojas (y esto no mejora aún con buen contenido de granos) En estas condiciones se hace más difícil el picado y la compactación para extraer el aire, lo que complica la conservación. También afecta la utilización del grano por parte del animal porque está muy duro, en la mayoría de los casos sin procesar y aparece luego entero en la bosta. Esto ocurre a pesar de que la mayoría de las máquinas picadoras automotrices poseen el procesador de grano.
Forratec S.A.
Cortar cuando hay que cortar

Hay que observar las espigas y seguir la línea de leche.

Cuando el maíz va madurando, la parte lechosa se desplaza hacia el marlo y es reemplazada por la parte córnea. Para reconocer esto, hay que recorrer el lote, sacar espigas, cortarlas por la mitad y fijarse en el estado del grano observando la parte córnea (superior) y la parte lechosa (inferior en contacto con el marlo). Cuando la línea de leche ocupa de la mitad a un 1/3 del grano es el momento adecuado para picar.

Esto es así, si el cultivo se desarrolló en condiciones climáticas normales. Si, por el contrario, la planta ha sufrido estrés y se tienen pocas expectativas en cuanto a su rendimiento, el momento de corte estará determinado por la calidad de la planta entera.
Forratec S.A. Forratec S.A.
Conclusiones

Cortar en el momento apropiado permite aprovechar todo el potencial productivo del maíz: volumen y buena calidad.

Almacenarlo correctamente permite producir.
Compartir en Facebook - Forratec S.A. Compartir en Twitter - Forratec S.A.

Forratec ® | 2016 - www.forratec.com.ar | Todos los derechos reservados