Suscripción
Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales Redes Sociales
Forratec S.A.
Forratec S.A.
02·05·2015 226
Contribuciones de los cultivos de cobertura a la sostenibilidad de los sistemas de producción -Parte 3-
CRISTIAN ÁLVAREZ, ALBERTO QUIROGA, DIEGO SANTOS y MARCELO BODRERO
EEA INTA Anguil
  • Utilización de un cultivo de cobertura luego de maíz, para recuperar nitratos residuales susceptibles de lixiviarse.
    HELENA RIMSKI-KORSAKOV, MARTA SUSANA ZUBILLAGA, MARÍA ROSA LANDRISCINI y RAÚL SILVIO LAVADO
  • Sistemas de cultivos de cobertura de suelo de otoñoinvierno: sus efectos sobre la disponibilidad de agua.
    EDUARDO DE SÁ PEREIRA, JUAN GALANTINI y ALBERTO QUIROGA
  • Efecto del residuo de vicia (Vicia sativa L.) sobre el potencial de nitrificación del suelo.
    MÓNICA FABIOLA BOCCOLINI, BETHANIA AIMETTA, CRISTIAN CAZORLA y BELÉN CONDE
  • Cambios en el corto plazo en distintas fracciones de la materia orgánica en respuesta a la inclusión de cultivos de cobertura en secuencias basadas en soja.
    FERNANDO SALVAGIOTTI, ALFREDO VERNIZZI, MARCELO BODRERO y SILVINA BACIGALUPPO
Introducción
La contaminación de aguas subsuperficiales y superficiales con nitratos, sean éstos provenientes de los fertilizantes o de la mineralización de la materia orgánica del suelo o los residuos orgánicos, es un problema que genera preocupación en el mundo. Desde que se ha observado este fenómeno en el país (Andriulo et al., 2000; Costa et al., 2002; Rimski-Korsakov et al., 2004), se ha transformado también en un problema para nosotros. Los cultivos de cobertura (CC) son una alternativa tecnológica potencial para disminuir las pérdidas de nitratos por lixiviación (Macdonald et al., 2005; Hooker et al., 2008). El proceso constaría, en síntesis, de dos etapas: i) la absorción por el CC de los nitratos residuales (entendiéndose como nitratos residuales a los presentes en los primeros 150 cm del suelo luego de la cosecha del cultivo), o los producidos por la mineralización de la materia orgánica o rastrojo durante el período entre los cultivos de interés, y ii) la liberación de ese N durante el cultivo siguiente, debido a la descomposición de los residuos del CC. Los CC también pueden reducir la lixiviación de nitratos porque su transpiración disminuye el agua percolante que desplaza a estos nitratos hacia las capas más profundas del suelo (Thorup-Kristensen at al., 2003). Cuando el rendimiento de un cultivo disminuye por la ocurrencia de un estrés, como por ejemplo una sequía, el contenido de nitratos residuales tiende a incrementarse, aumentándose el riesgo de pérdidas de nitratos por lixiviación (Rimski-Korsakov et al., 2009). En esas condiciones la incorporación de un CC, con posterioridad al cultivo que sufrió estrés, se torna interesente como alternativa para reducir la cantidad de nitratos residuales. Así, se disminuye el riesgo de lixiviación y contaminación de acuíferos.
Forratec S.A.
El conocimiento de la capacidad de los CC para reducir las pérdidas por lixiviación de nitratos originó un consenso favorable bastante generalizado. Sin embargo, se conocen algunos resultados opuestos: desde CC que no fueron eficientes para cumplir el rol buscado, hasta evidencias que en el largo plazo estos cultivos podrían aumentar las pérdidas de nitratos por lixiviación (Berntsen at al., 2006). Como ejemplo del primer caso, Ritter et al., (1998) no encontraron diferencias en el contenido de nitratos del suelo o en el agua de drenaje, entre cultivos de maíz, ante la presencia o no de un CC integrado por centeno. El aumento en la lixiviación de nitratos, por su parte, fue atribuida a que los incrementos del N orgánico del suelo por el uso de CC no fue acompañada por una disminución proporcional de la dosis de fertilizante utilizado (Hansen et al., 2000). Otra razón posible es el eventual efecto negativo del CC sobre el rendimiento del cultivo principal, que puede llevar a un menor aprovechamiento del fertilizante aplicado, dejando nitratos residuales susceptibles a lixiviarse (Thorup-Kristensen at al., 2003). Por todo lo expuesto, la práctica de utilizar CC para reducir las pérdidas de nitratos por lixiviación debe ser considerada para cada situación en particular.

Dentro de las especies utilizadas como CC en zonas templadas, el raigrás anual (Lolium multiflorum) es utilizado en barbechos invernales. Se caracteriza por tener un rápido crecimiento, adaptándose bien a suelos con altos contenidos de arcillas y excesos de humedad. Posee una buena aptitud para capturar los nitratos residuales y se le atribuye la capacidad de incrementar el contenido de materia orgánica del suelo, mejorar la estructura edáfica y controlar la erosión y las malezas (Clark, 2007).

En el presente se analiza la capacidad del raigrás como CC para reducir el contenido de nitratos residuales, luego de un cultivo de maíz fertilizado con nitrógeno y sometido a estrés hídrico.
Forratec S.A. Forratec S.A.
Materiales y métodos
Se trabajó en el predio de la Facultad de Agronomía (UBA) ubicado en la ciudad de Buenos Aires (34º 36'S, 58º 29'O), sobre un Argiudol Vértico, cuyas principales características se presentan en la Tabla 1. El ensayo contempló dos etapas, la primera con un cultivo de maíz (Zea mays cv FAUBA 209) y la segunda, inmediatamente a continuación de la anterior, con un raigrás anual (población comercial de Lolium multiflorum).

Las precipitaciones y la evapotranspiración que tuvieron lugar durante el ensayo fueron recopiladas de los registros obtenidos en la Estación Meteorológica Villa Ortúzar, del Servicio Meteorológico Nacional, contigua a la FAUBA (Figura 1). El maíz se sembró en noviembre del 2005 y se cosechó en mayo del 2006. A continuación se sembró el raigrás que fue muestreado en noviembre del 2006. Las parcelas tuvieron una dimensión de 2.5 x 4.5 m. En cada parcela se delimitó una "microparcela" de 1.5 x 1.2 m. Todas las parcelas recibieron una fertilización presiembra con superfosfato triple (30 kg P ha-1), aplicado al voleo, y con nitrato de amonio (140 kg N ha-1) incorporado en banda en el estado fenológico de V6 (Ritchie y Hanway, 1982). Dentro de las microparcelas se fertilizó con la misma dosis de N, pero se utilizó fertilizante marcado con 15N (1.5% abundancia).

Se aplicó un diseño estadístico con bloques completamente aleatorizados con 3 repeticiones. Los tratamientos durante el cultivo de maíz fueron:

H50: con estrés hídrico en el maíz
H100: sin estrés hídrico en el maíz

[...]
VER ARTICULO COMPLETO
Compartir en Facebook - Forratec S.A. Compartir en Twitter - Forratec S.A.

Forratec ® | 2015 - www.forratec.com.ar | Todos los derechos reservados